Saltar al contenido
Bolivia Turística, Bolivia Infinita

CHIQUITANIA: DOS LUGARES IMPRESCINDINBLES EN TU VISITA

Nuestro punto de encuentro, ese tan habitual en el blog, es Santa Cruz de la Sierra. Desde aquí vamos a conocer uno de los fantásticos legados que dejó el paso de la Iglesia CatólicaLAS MISIONES JESUÍTICAS CHIQUITANAS.

Turismo en la Chiquitania, Datos introductorios

Como preámbulo te diré, el lugar comprende seis reducciones, nombre por el que también se las conoce; las poblaciones en cuestión son San Javier, Concepción, Santa Ana, San Miguel, San Rafael y San José ubicadas en la provincia de Chiquitos en el Departamento de Santa Cruz.

Fue la compañía de Ignacio de Loyola quien fundó estas misiones en la primera mitad del siglo XVIII y desde 1990 están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCOSon el fruto de las evangelizaciones que los jesuitas hicieron en la zona. Están sitas todas ellas en la extensión plana del oriente boliviano.

Mapa-Ubicación de la Chiquitania

Pero como te decía, nuestro lugar de encuentro es la ciudad de Santa Cruz y nuestras dos paradas de este itinerario serán San Javier y Concepción; suficiente para llevarnos una noción de lo que son y qué representan para el turismo en Bolivia. Los cuatro restantes destinos pertenecientes a estas misiones jesuíticas, consultalos ahí.

Turismo en San Javier

San Javier será nuestro primer ítem del recorrido; nos queda a unas tres horas y media de Santa Cruz, dirección Cotoca, y podemos hacer el recorrido de diferentes formas, pero lo más habitual, si no se dispone de vehículo propio, es usar el bus público.

La frecuencia de salida de estos es amplia y su precio excesivamente asequible, unos 30 Bs. (4,3 US$ ó 3,3 Euros). Nos esperan esas algo más de tres horas de traslado, de las que te hablaba, hasta San Javier…; no perderemos la oportunidad de disfrutar de las vistas con las que nos obsequiará la llanura oriental boliviana y, si tenemos suerte, disfrutar de la disparidad de colores que las orquídeas donarán a nuestro recreo visual.

chiquitania santa cruz 
Iglesia de San Javier. Chiquitania, Bolivia

Ya en San Javier, nuestra referencia de la visita es la iglesia, que lleva el nombre del pueblo, y que fue construida entre los años 1749 y 1752.

Aquí debemos olvidar la disposición de planta típica de estos monumentos eclesiásticos, las renombradas planta greco-romana o de cruz latina; es otro concepto, obedecen al diseño creativo de su arquitecto, el jesuita suizo Martín Schmidt, con una disposición en recinto cuadrangular, un patio interior, más propio de los claustros que de las iglesias y con un campanario aislado de todo el conjunto.

Aún con esta singular distribución de salas, nos encontraremos la zona de oficios, ya con una estructura en planta más cercana a la muy utilizada greco-romana y que consta de una nave principal y dos laterales secundarias con los altares y retablos típicos en su fondo.

No nos dejará de sorprender la densidad de motivos que infestan (en el buen sentido) todas sus paredes y la gran presencia de la madera, por ejemplo, en las columnas salomónicas que sirven de separación virtual entre naves.

Nos resultará curioso el asentamiento urbanístico de la localidad, que gira en torno a la iglesia; se dice que su distribución quiso emular a las urbes que los filósofos del XVI habían ideado en la utopía delirante de su pensamiento… Aquí se convirtió en realidad.

No se nos puede olvidar la visita en la localidad al taller de violines y arpas, otro punto de interés de San Javier y donde se fabrican este tipo de instrumentos musicales.

Lo principal de nuestra excursión era la huella de los jesuitas, perfectamente conservadas desde su construcción, pero sin olvidar el entorno en el que se ubican las dos localidades objeto de nuestra visita.

Por eso una vez que abandonamos San Javier, y unos 45 minutos después, vamos a parar (simple ojeada…) en el completo turístico Las Piedras; tú y yo hemos decidido hacer un viaje de bajo coste, de mochilero puro y duro, así que admiraremos la zona y su oferta y no pagaremos los 30 US$ (24 euros) que cuesta.

Nos conformamos con hacer noche en Concepción, hacia donde nos dirigimos; allí podremos pernoctar por la tercera parte del precio anterior. Pero lo haremos después de contemplar el contexto natural de la zona; quizá tengamos la suerte de ver, entre otras cosas, búfalos.

imagen la chiquitania santa cruz bolivia 
Misiones Jesuíticas -Fotografía © Las Antipodas– Bajo Licencia CreativeCommons

Concepción

Ahora sí, ya podemos citar el siguiente punto de nuestra visita, la localidad de ConcepciónTodo lo dicho para San Javier se puede extrapolar a Concepción; sé que me querrás matizar algunas cosas y citar esas singularidades que una y otra tienen. Pero no me podrás negar su similitud.

Quizá yo sienta devoción por la iglesia de Concepción, es el gusto personal, quizá tú sientas más admiración por la de San Javier, pero ambos sabemos que son una expresión arquitectónica diferente, poco usual, sin más que ese concepto que la enfrasca, la de construcción utópica ideada por pensadores pasados.

Yo sigo con mi opinión personal, ambas iglesias son glorias de la edificación pasada, pero la iglesia de Concepción es la joya de la Chiquitania.

La estampa mostrará mejor lo que yo, con mi pobre redacción, pueda describir en un millón de palabras insulsas. Contémplala…

foto la chiquitania santa cruz bolivia 
Iglesia de Concepción. Chiquitania, Bolivia

Nuevamente el concepto de claustro, el campanario aislado del resto de la construcción, su madera predominante como material de construcción, su barroco estilo…; todo igual y, a la vez, diferente a San Javier.

Salgamos de aquí, ya estamos un tanto saturados de arte eclesiástico (aunque yo personalmente no me cansaría nunca de esta iglesia, hasta podría vivir en ella si me dejaran, quién no).

Concepción ofrece paseos, esos que muestran la impronta de algo, de alguien (de los jesuitas); como, por ejemplo, su museo misional donde vamos a adquirir alguna artesanía, como el típico suvenir, pero algo ligero porque nuestro periplo lo hemos hecho con mochila y zapatillas de trekking.

Haremos sitio para una de esas artesanías y la pondremos en un lugar de esos que frecuentamos en nuestra casa, ese sitio que nos haga ver el objeto, cuantas más veces mejor, y recordar ese viaje que tú y yo hicimos a las MISIONES JESUÍTICAS DE LA CHIQUITANIA.

la chiquitania boliviana 
Arquitectura Jesuítica -Fotografía © Las Antipodas– Bajo Licencia CreativeCommons

Tenemos claro que supone para el forastero este lugar, lo mismo que ha supuesto para nosotros…, disfrutar de Bolivia.

Dejaremos para otra ocasión la visita a los cuatro pueblos restantes, como San José de Chiquitos muy vinculado a la fundación de Santa Cruz de la Sierra; pero de eso hablaré en otra ocasión…

Vídeo de fragancia Chiquitana

Avance de lo que queda por ver…, vídeo de El Deber compartido en Youtube.

     

Política de Privacidad y Aviso Legal

Bolivia Turística, Bolivia Infinita-Todos los derechos, 2019